Discapacidad motriz

Featured image

La Discapacidad motriz, es aquella deficiencia, que provoca en el individuo que la padece, alguna disfunción en el aparato locomotor.

Esta discapacidad, afecta al control y movimiento del cuerpo, generando alteraciones en el desplazamiento, equilibrio, manipulación, habla y respiración de las personas que la padecen, limitando por ello su desarrollo personal y social.

Esta discapacidad se presenta cuando existen alteraciones en los músculos, huesos, articulaciones o medula espinal, así como por alguna afectación del cerebro en el área motriz impactando en la movilidad de la persona.

Las dificultades que presenta una persona con Discapacidad Motriz, pueden ser muy variadas, dependiendo del momento de aparición, los grupos musculares afectados (topografía), el origen y el grado de afectación (ligera, moderada o grave).

Las principales causas de las deficiencias motrices son:

  • Causas prenatales: Son aquellas que se adquieren antes del nacimiento, durante el embarazo. Existen varias causas, algunas de ellas se deben a enfermedades infecciosas o metabólicas que puede tener la madre durante el embarazo, por la deficiencia del desarrollo de las células cerebrales, por incompatibilidad de los componentes sanguíneos de los padres, etc.
  • Causas perinatales: Son aquellas que aparecen en el mismo momento de nacer. Alguno de estos ejemplos pueden ser la falta de oxígeno prolongada o la obstrucción de las vías respiratorias, daños en el cerebro en el momento del parto (daño con el fórceps, por ejemplo), la prematuridad del bebé, etc.
  • Causas postnatales: Son aquellas que aparecen una vez que el bebé ya ha nacido. Estas pueden ser de índole diferente, como por ejemplo, que el niño se contagie de enfermedades como la meningitis, que sufra alguna hemorragia cerebral, trombos, falta de oxigenación, etc.

Para evitar este tipo de enfermedades se recomienda extremar los cuidados higiénicos y ambientales durante el embarazo, el parto y durante las primeras etapas evolutivas del niño. De ahí que la higiene adquiera un plano muy importante dentro de los cuidados del bebé.

Cristina Moreno.


Anuncios

Distintas formas de referirnos a las personas con discapacidad

Featured image

                                   Bailarines del Psico Ballet Maite León ensayando

En este artículo nos gustaría mostrar las diferencias entre los términos discapacidad y enfermedad, ya que en la actualidad, ambos conceptos están estrechamente vinculados entre sí.
Se define enfermedad como un desequilibrio físico, mental y social (que puede ser temporal) debido a unas causas, y que produce unas manifestaciones objetivas y subjetivas, que disminuyen o anulan la capacidad de la persona para realizar sus actividades normales y que, generalmente, le obliga a pedir ayuda a profesionales de la salud.

Es un estado en el que el funcionamiento físico, emocional, intelectual, social, de desarrollo o espiritual de una persona está disminuido o alterado en comparación con la experiencia previa.
Una clasificación de los distintos tipos o formas de enfermedades se puede realizar atendiendo a diversos criterios:

-Rapidez con la que aparecen y por su duración:

Agudas: Se manifiestan rápidamente, pero son de corta duración (por ejemplo la gripe).
Crónicas: se desarrollan con lentitud y duran mucho tiempo, en ocasiones toda la vida (por ejemplo la artritis).

-Por la frecuencia:

Esporádicas: solamente se producen algunos casos en la población (por ejemplo, infartos, ictus…).
Endémicas: Exclusivas de una región concreta, donde se registran casos de manera habitual (por ejemplo, el paludismo en las zonas tropicales)
Epidémicas: Atacan a gran números de personas en un período corto de tiempo. Si la epidemia afecta a muchos países, o incluso a todo el planeta, se denomina pandemia.

-Por su origen:

Infecciosas: Son causadas por microorganismos patógenos.
No infecciosas: No son provocadas por microorganismos.

-Por su ubicación:

Externas: Desarrolladas hacia fuera del organismo (heridas, úlceras, pestes).
Internas: Desarrolladas al interior del cuerpo.

Featured image

 

Se define discapacidad como aquella condición bajo la cual, ciertas personas presentan alguna deficiencia física, mental, intelectual o sensorial (de carácter permanente), que a largo plazo afecta la forma de interactuar y participar plenamente en la sociedad.

Toda discapacidad tiene su origen en una o varias deficiencias funcionales o estructurales de algún órgano corporal, y en este sentido se considera como deficiencia cualquier anomalía de un órgano o de una función propia de ese órgano con resultado discapacitante.

Partiendo de esta distinción básica promovida por la OMS a través de la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (CIF), se puede identificar numerosas clases de deficiencia asociadas a las distintas discapacidades.

Para identificar las características de los grandes grupos se ha recurrido a esa misma fuente agrupando las deficiencias en las categorías física, mental y sensorial, teniendo siempre presente la gran heterogeneidad que existe dentro de cada uno.

Es importante destacar que la Discapacidad no significa incapacidad y no es una enfermedad. La mayoría de las personas con discapacidades pueden – y de hecho, lo hacen – trabajar, jugar, aprender y gozar de una vida saludable y plena.

La Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, aprobada por la ONU en 2006, define de manera genérica a quien posee una o más discapacidades como persona con discapacidad.

En ciertos ámbitos, términos como “discapacitados”, “ciegos”, “sordos”, etc.… aún siendo correctamente empleados, pueden ser considerados despectivos o peyorativos, ya que para algunas personas dichos términos “etiquetan” a quien padece la discapacidad, lo cual interpretan como una forma de discriminación.

En esos casos, para evitar conflictos de tipo semántico, es preferible usar las formas personas con discapacidad, personas sordas, personas con movilidad reducida y otros por el estilo, pero siempre anteponiendo “personas” como un prefijo”, a fin de hacer énfasis en sus derechos humanos y su derecho a ser tratados como igual.

Cristina Moreno.